El Archivo

Tito Caula (prueba bilingue)

Fecha de publicación: noviembre 19, 2022

Fue un fotógrafo de amplia trayectoria cuya obra abarca diversas ramas que van desde el cine y la prensa, hasta encargos institucionales, privados y publicidad. Caula se inició en el oficio a los 19 años, cuando realizaba foto fija en la industria cinematográfica de su nativa Argentina. Tras la crisis del cine argentino en los años 50 Tito Caula y su esposa, Amparo Quinteiro de Caula, se mudaron a Venezuela en 1960. En este país el fotógrafo consolidó un ritmo vertiginoso de producción, realizando encargos para diversas compañías, agencias de publicidad y medios de comunicación nacionales e internacionales.

En 1967, junto con su esposa, fundó el estudio Artyphot C.A. (Arte y Fotografía Publicitaria). Durante una década ese espacio no sólo fue el taller de Caula sino también un punto de encuentro y de diálogo para una generación emergente de fotógrafos, quienes recurrían a sus conocimientos para formarse en el campo. Durante su vida Caula atesoró un archivo de varios miles de negativos y un conjunto menor de copias (cuidadosamente conservadas por su viuda). El archivo está compuesto por foto fija del cine argentino, retratos de personalidades de los sesenta y setenta, productos y espacios rurales y urbanos, entre otros. La variedad de formatos en su cuerpo de trabajo da cuenta del interés que Caula mostró por la investigación, la innovación y la excelencia técnica.

Aunque fue considerado un fotógrafo de encargos, más que un autor, en el año 1978 la exposición Hecho en Venezuela en el Museo de Arte Contemporáneo -curada por José Sigala- incluyó dos retratos realizados por Caula. En 1995 se realizó una retrospectiva de su obra en la Galería de Arte Nacional, curada por José Antonio Navarrete. Caula fue merecedor de un premio de la United Press Internacional en 1961. Sus imágenes forman parte de las colecciones del Museo de Arte Contemporáneo, la Galería de Arte Nacional, la Fundación para la Memoria Urbana y el Archivo Fotografía Urbana.

En el año 2012 la artista venezolana Ángela Bonadies culmina el proyecto La recámara, diálogo entre el archivo de Caula y el de la artista. Con el comisariado de Lisa Blackmore, La recámara se expone en la Galería Tresy3, en la ciudad de Caracas, durante el año 2013. Este diálogo se extiende a otros campos expositivos, bajo la dirección de la curadora Lorena González Inneco y con el título Bonadies+Caula. Cartografías de un territorio compartido se expone en el Centro de Historias de Zaragoza (España), dentro de la sección oficial de PHotoEspaña 2015. En alianza con Archivo Fotografía Urbana, La Fábrica publica a finales de ese mismo año el libro de Tito Caula con curaduría y textos de Vasco Szinetar y González Inneco en la Colección Photobolsillo, Biblioteca de autores Latinoamericanos.

El Archivo Fotografía Urbana ha exhibido de manera póstuma su trabajo en la muestra individual «Tito Caula. El registro inagotable» (Sala TAC, Caracas, 2017 y MACZUL, Maracaibo, 2021) y en la colectiva «Hacia una historia de la mirada. El retrato en la colección Archivo Fotografía Urbana» (Sala Mendoza, 2019).

«Es extraordinario constatar cómo, con el tiempo, las imágenes se liberan de un contexto demasiado puntual y recobran su capacidad de evocación. Caula es un perfecto ejemplo contemporáneo de ello. Trabajó al alimón de las grandes pautas de la fotografía de su tiempo, pero hoy su archivo de más de treinta mil imágenes sobre la sociedad venezolana, perteneciente al Archivo Fotografía Urbana, constituye en cierta forma el reverso de una vasta acción de la fotografía consolidada por una documentación constante: testimonio urbano, paisajes, personajes, prototipos y acontecimientos que lo separan del modus operandi del fotógrafo anclado en el estudio distinguido de la ‘fotografía de autor» (González. I., L. & Szinetar, V., Tito Caula, Madrid, La Fábrica & Archivo Fotografía Urbana [2015]).

He was a photographer with an extensive career whose work encompasses diverse branches ranging from film and press to institutional, private, and advertising assignments. Caula began his career at the age of 19, when he worked as a still photographer in the film industry in his native Argentina. After the Argentine film crisis of the 1950s, Tito Caula and his wife, Amparo Quinteiro de Caula, moved to Venezuela in 1960. In this country the photographer consolidated a vertiginous rhythm of production, carrying out assignments for various companies, advertising agencies and national and international media.

In 1967, together with his wife, he founded the studio Artyphot C.A. (Arte y Fotografía Publicitaria). For a decade this space was not only Caula’s studio but also a meeting and dialogue point for an emerging generation of photographers, who relied on his knowledge to train in the field. During his lifetime Caula amassed an archive of several thousand negatives and a smaller set of prints (carefully preserved by his widow). The archive is composed of still photographs of Argentine cinema, portraits of personalities from the sixties and seventies, products, and rural and urban spaces, among others. The variety of formats in his body of work shows Caula’s interest in research, innovation, and technical excellence.

Although he was considered a commissioned photographer rather than an author, in 1978 the exhibition Hecho en Venezuela at the Museo de Arte Contemporáneo, curated by José Sigala, included two portraits by Caula. In 1995 a retrospective of his work was held at the Galería de Arte Nacional, curated by José Antonio Navarrete. Caula received an award from United Press International in 1961. His images are part of the collections of the Museo de Arte Contemporáneo, the Galería de Arte Nacional, the Fundación para la Memoria Urbana and the Archivo Fotografía Urbana.

In 2012, Venezuelan artist Ángela Bonadies completed the project La recámara, a dialogue between Caula’s archive and the artist’s own. Curated by Lisa Blackmore, La recámara was exhibited at Tresy3 Gallery in Caracas during 2013. This dialogue extends to other exhibition fields, under the direction of curator Lorena Gonzalez Inneco and with the title. Bonadies+Caula. Cartografías de un territorio compartido is exhibited at the Centro de Historias de Zaragoza (Spain), within the official section of PHotoEspaña 2015. In alliance with Archivo Fotografía Urbana, La Fábrica publishes at the end of the same year the book by Tito Caula with curatorship and texts by Vasco Szinetar and González Inneco in the Colección Photobolsillo, Biblioteca de Autores Latinoamericanos.

«It is extraordinary to see how, with time, images free themselves from a context that is too punctual and recover their evocative capacity. Caula is a perfect contemporary example of this. He worked alongside the great photographic trends of his time, but today his archive of more than thirty thousand images of Venezuelan society, belonging to the Archivo de Fotografía Urbana, establishes in a certain way the reverse side of a vast action of photography consolidated by constant documentation: urban testimony, landscapes, characters, prototypes and events that separate him from the modus operandi of the photographer anchored in the distinguished study of «author photography» (Gonzalez. I., L. & Szinetar, V., Tito Caula, Madrid, La Fábrica & Archivo Fotografía Urbana [2015]).

Etiquetas:

  • Quienes somos
  • Conservación / Investigacióm
  • Ejes temáticos
  • Sala de lectura Alfredo Cortina
  • Archivos
  • Contacto
  • Quienes somos
  • Conservación / Investigacióm
  • Ejes temáticos
  • Sala de lectura Alfredo Cortina
  • Archivos
  • Contacto
  • Quienes somos
  • Conservación / Investigacióm
  • Ejes temáticos
  • Sala de lectura Alfredo Cortina
  • Archivos
  • Contacto
  • Quienes somos
  • Conservación / Investigacióm
  • Ejes temáticos
  • Sala de lectura Alfredo Cortina
  • Archivos
  • Contacto
  • Quienes somos
  • Conservación / Investigacióm
  • Ejes temáticos
  • Sala de lectura Alfredo Cortina
  • Archivos
  • Contacto